La moda de los cupcakes llega a España

La moda de los cupcakes llega a España

¿Quién de nosotros no ha probado alguna vez los muffins cuando nos mandaban de pequeños a estudiar inglés a Irlanda, o en uno de esos viajes de iniciación a la madurez con los amigos a Londres?

Luego nos los volvimos a encontrar, esta vez en España, en los cafés de Starbucks en su aterrizaje en tierras patrias allá por el 2001. Pues bien, ahora regresan y con mucha fuerza!.

La moda de los cupcakes_packaging Dr. Oetker

Una moda que se ha consolidado primero en EEUU, luego en los países anglosajones, y después en nuestros vecinos del continente europeo va a aterrizar en España de la mano de la multinacional alemana Dr. Oetker. Sí, la marca de esas pizzas tan apetitosas que todos nos preguntamos qué tienen que ver con un doctor alemán.

Ahora las llaman cupcakes y las hay de todos los colores y sabores. El colmo de la sofisticación, como no podría ser de otra manera, lo encontramos en EEUU en donde han diseñado una máquina de vending para que puedas comprar tu cupcake de camino al trabajo.

Lo de menos es que el primero lo hayan instalado en el exclusivo barrio de Beverly Hills y parezca que es la misma Paris Hilton la que lo patrocina.

De nuevo encontramos como la reedición de una categoría madura, como los muffins o los cupcakes en países lejanos, pero renovada y redirigida a nuevos públicos y nuevos mercados puede ayudar al desarrollo de una nueva categoría en España.Seguiremos con interés el desarrollo y evolución de esta nueva propuesta del doctor alemán!


compártelo

anterior post
La costura y el punto se reinventan en el siglo XXI
siguiente post
¿Todo inventado en consultoría? Descubre bbrain, el primer servicio de consultoría express low cost

entradas relacionadas


1 Comentario para La moda de los cupcakes llega a España

  1. Interesante, pero, tengo mis dudas de que estas cosas tradicionales, que aparentemente deben “destilar” manualidad, artesanía y tradición, sean compatibles con la alta tecnología. No cabe duda de el proyecto parece útil, innovador y seguramente delicioso, pero, ¿no es más agradable y correcto para este tipo de productos, que veamos en un escaparate el color, la textura y apreciemos el olor e incluso podamos catarlo previamente, en un entorno adecuado (una pastelería de toda la vida)?.
    Me imagino aplicar este mismo concepto para las yemas de santa teresa, los sobaos pasiegos o las ensaimadas mallorquinas. En fin, desde luego, en todo caso, si no se innova, no se evoluciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

síguenos

entradas recientes

facebook

lo último en twitter